Los Hábitos Del Trabajo Remoto Que Te Llevarán Al Éxito

El trabajo remoto llegó para quedarse y, como suele suceder con todo cambio, al principio puede costar la adaptación… ¡Pero a no desesperar! En esta nota te contamos los hábitos que harán que seas más productivo y exitoso en tus proyectos o emprendimientos laborales a distancia.

Talin Terzakyan
Written by Talin Terzakyan
febrero 17, 2022
 
 Aunque todos, o casi todos comprendemos lo que es un hábito, revisar su definición será el punto de partida de este artículo. Los hábitos son acciones cotidianas que se repiten en el tiempo y se convierten en costumbres. Al inicio pueden suponer un esfuerzo, pero luego forman parte de nuestra rutina.

En épocas de Trabajo Remoto y home office, ¿qué mejor que adquirir nuevos hábitos de trabajo que mejoren nuestro desempeño laboral?

Trabajo remoto, a distancia o teletrabajo

El trabajo remoto también conocido como trabajo a distancia o teletrabajo, se realiza desde un lugar distinto al tradicional ambiente de oficina. Se puede realizar en casa o cualquier ubicación, utilizando los beneficios de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. 

Esta forma de trabajo es ideal para quienes tienen dificultades para moverse a la oficina o para los que viven en otros países. Reduce los tiempos y costos de desplazamiento. También le permite al trabajador planificar su tiempo en familia o con actividades extralaborales. Y a la empresa, a su vez, le supone una reducción de los costos de alquiler y de servicios asociados.

¿Cuáles son los hábitos que nos llevarán a mejorar nuestro trabajo remoto?

1. Elige tu espacio de trabajo.

Primero que nada elige bien el lugar de trabajo, un entorno cómodo y libre de distracciones. Organiza un espacio dentro de tu casa y conviértelo en tu oficina para no mezclar las actividades laborales con las personales, ni viceversa. Que cada área esté bien delimitada. ¡Por supuesto!, siempre y cuando tengas el campo suficiente y disponible para eso. 

Trabajar desde la cama o el sofá mirando televisión, quizá no sea la mejor opción ya que tu mente no va a estar enfocada en la tarea que debas realizar. ¡Recuerda que los hábitos saludables incluyen actividad física y preocuparte por tu salud mental!

Otro aspecto importante: vístete pensando que tienes que ir a la oficina. La combinación de pijama y pantuflas no suelen ser aliados favorables a la hora de trabajar remoto. 

Ahora bien, si tu espacio laboral coincide con el de tu familia, una buena práctica es respetar los horarios de trabajo de cada uno (o de colegio/universidad si tienes hijos). Puedes organizar un calendario semanal de actividades, las laborales y las que no lo son, buscando un equilibrio entre ambas.

Si en tu casa no te puedes concentrar o necesitas cambiar de aire, existen opciones como: un café, un espacio de coworking hay para todos los gustos y presupuestos, un lugar público con Wifi o juntarte con amigos a trabajar, entre otras.

2. Gestiona el tiempo.

La energía y el tiempo son recursos limitados y saber administrarlos es un gran beneficio para el trabajador remoto: se traducirá en eficiencia y productividad

Es primordial tener una rutina de trabajo que sea equilibrada y cuente con horarios preestablecidos. Esto aplica tanto para quienes deben cumplir jornadas fijas como para los que manejan su tiempo de forma autónoma. Hazte a la idea que estás en la oficina y tienes un tiempo determinado, o bien, planifica tu día con objetivos diarios, actividades principales y secundarias. 

Como punto de partida, empieza el día pensando qué actividades no laborales interrumpen tu trabajo. Una forma de que no lo hagan es manteniéndolas alejadas. Por ejemplo puedes silenciar las notificaciones en el celular o ponerlo en modo avión; procurar dejar para después los quehaceres de la casa, el juego con el perro o los reels de Instagram. Apagar la televisión cuando están dando el programa que más te gusta puede sumar a tu concentración.

Para gestionar mejor tu tiempo es importante que te plantees metas diarias en las cuales se priorizan unas tareas sobre otras. Cuando se conocen las prioridades, los propósitos y la cantidad de trabajo que se necesita, todo es más fácil. 

El estrés laboral es una de las consecuencias de no saber administrar bien el tiempo. La famosa frase "estoy quemado" suele escucharse a menudo y refiere al estrés laboral crónico o burnout. De hecho, fue reconocida como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud en 2019.

3. Date momentos de descanso

Trabajando remoto podemos permanecer muchas horas sentados frente a la pantalla, ocurre a menudo sin darnos cuenta. Recuerda: eso no nos hará más productivos. Por esta razón, para distraer la mente y buscar una mejor productividad y eficiencia laboral, son necesarios los descansos, los tiempos de ocio y la actividad física. ¡Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán! 

Una de las ventajas de esta modalidad laboral es el poder disfrutar más de tu vida personal y disponer de mayor tiempo para compartir con nuestra familia y amigos, o con nosotros mismos. ¿Por qué no aprovecharlo y hacer todas esas cosas que tenías relegadas cuando trabajabas en una oficina?... Eso sí, gestionándolo correctamente como te contamos en el punto anterior.

Cumple con el compliance de los contratos localizados

Genera contratos en segundos. Nos aseguraremos de que cumplas con la legislación laboral local, independientemente de dónde viva tu equipo.

Conoce más con un Demo

Los beneficios del trabajo asíncrono

La cultura del trabajo, en sintonía con los avances tecnológicos y la digitalización de las empresas, también fue cambiando. Hoy en día, organizaciones apuestan por el trabajo asíncrono

¿Qué significa? Es cuando un trabajador remoto maneja su propio ritmo y tiempo. Esto le permite organizar mejor sus proyectos y actividades, sin que signifique una pérdida de la productividad. Al contrario, lo hará más eficiente.

Cambiar los hábitos. 

Como dijimos, al desempeñarte de modo remoto puedes organizar tu tiempo y espacio de trabajo de manera tal de no sufrir interrupciones en los momentos de concentración. ¡Pero ojo! No significa ser una máquina que no para en todo el día. Así como necesitas de la disciplina y las rutinas, también es fundamental tener espacios para descansar, no lo olvides. 

Es cierto que hay casos de personas que con trabajo asíncrono sufren de estrés, sobrecarga laboral y sensación de aislamiento. Sin embargo, ello no lo genera la modalidad de trabajo en sí, sino más bien la falta de hábitos y prácticas saludables

Un trabajador con buenos hábitos podrá ser más eficiente, ahorrar tiempo y energía que luego podrá dedicar a otras actividades.

¿Cómo ser más productivo sin morir en el intento?

Toma nota y pon en práctica las siguientes recomendaciones:

- En esta época se habla mucho tanto de la gestión del tiempo como de las metodologías ágiles. En el trabajo a distancia es fundamental optimizarlo y que al final del día no parezca que se nos esfumó como agua entre los dedos. Comienza una tarea y finalízala.

- Si necesitas concentración, procura evitar la tentación de las redes sociales en tu jornada laboral. 

- Para relajarte, la música suele ser una buena compañía para aliviar los oídos. Existen listas de reproducción con canciones para alcanzar un enfoque en lo que se está ejecutando.

Gracias a los avances tecnológicos, existen herramientas al alcance de la mano que permiten mejorar el rendimiento en el trabajo. Programas que sirven para coordinar, planificar y mantenernos comunicados con nuestros compañeros y jefes, sin salir de nuestras casas. 

Capacítate a distancia: otra forma de aprovechar el tiempo.

Otro de los beneficios es que tenemos más tiempo para capacitarnos, con un gran abanico de posibilidades de estudio online, para todos los gustos.

La educación a distancia es un área que ha ganado terreno en los últimos años. Qué mejor manera que aprovechar esta época de home office para estudiar. Hay múltiples opciones de aprendizaje adaptadas a todos los bolsillos. 

Cada vez más, la educación a distancia se está convirtiendo en un servicio hecho a medida del alumno, donde él mismo elige qué, cuándo estudiar y de qué manera. Aprovecha esta ventaja y agrega valor a tu perfil profesional. 

Muchas posibilidades de trabajo.

Trabajar desde tu casa te abrirá las puertas a nuevas oportunidades:  

  1. Aprenderás a utilizar las nuevas herramientas digitales para organizar el trabajo, gestionar tus tareas y tu tiempo, comunicarte con tus jefes y tus compañeros. 
  2. Adoptarás nuevos hábitos que te acompañarán en el futuro, mejorarás la calidad de vida si optas por prácticas saludables. 
  3. Podrás estudiar a distancia y conectarte con personas de todo el mundo en tu misma situación. 
  4. ¡Lo mejor! Podrás aspirar a nuevas búsquedas y cargos laborales en diferentes empresas de tu país y otros continentes.

Los trabajos remotos más solicitados.

Actualmente, los trabajos remotos más requeridos en el mercado son los de Social Media Manager, Diseñador Gráfico, Experto IT - que maneja los nuevos lenguajes de programación-, Redactor de Contenidos, Project Manager, Customer Service, entre otros. 

Más allá de las incertidumbres que puedan haber, si hay una certeza: el trabajo remoto es una tendencia que va en crecimiento. Y gracias a los nuevos hábitos y tecnologías, la distancia geográfica ya no es una limitante para alcanzar los objetivos laborales. 

Ahora se trabaja con talento humano internacional, equipos de colaboradores globales y multiculturales alrededor del mundo. Plataformas como Deel hacen que puedas contratar de acuerdo con las leyes de cada país, de la forma más rápida y segura.

Deel hace muy simple el crecimiento de los equipos remotos e internacionales.
¿Estás listo para empezar?

+

Países

+

Clientes

+

Firmas legales

+

Monedas