Clasificación de contratos: clasificación errónea de freelancers

La clasificación de contratos nos lleva a un problema común: la clasificación errónea de los trabajadores independientes. Este es un problema legal grave que puede terminar en sanciones económicas e incluso penas de cárcel para los empleadores que tratan de evitar el pago de impuestos. Aprende a clasificar a tus colaboradores correctamente.

Anja Simic
Written by Anja Simic
noviembre 9, 2021
Contents
Need help onboarding international talent?
Try Deel

 

Uno de los casos más notables de una gran empresa que clasificó mal a sus empleados se remonta a 2016. Uber y casi 400.000 conductores de California y Massachusetts (clasificados como trabajadores independientes), llegaron a un acuerdo de 100 millones de dólares durante una demanda colectiva, solo para que un tribunal federal lo desestimara por considerarlo insuficiente en la compensación que proporcionaba a los conductores de Uber.

Uber también se enfrentó a un par de acusaciones similares en el Reino Unido, cuando los jueces del tribunal decidieron que dos conductores debían tener derecho al salario mínimo.

Estos no son los únicos casos de clasificación errónea de trabajadores independientes. La economía colaborativa parece depender de los freelancers, los trabajadores independientes y los trabajadores contratados para un solo proyecto, ya que son más baratos de contratar y hay menos responsabilidades ligadas al trabajo.

Sin embargo, las entidades gubernamentales no dudarán en sancionar a las empresas que infrinjan las normas de clasificación de los trabajadores. Por eso hemos decidido tratarlas en este artículo, para que no cometas los mismos errores que Uber.

Al final del artículo, sabrás:

  • Qué es la clasificación errónea de los empleados.
  • Cómo se diferencian los pagos de impuestos para los empleados y los trabajadores independientes.
  • Los riesgos que la clasificación errónea de los empleados supone para los empleadores.
  • Cómo abordar la clasificación de los colaboradores para determinar si el trabajador es un trabajador independiente o un empleado.

¿Qué es la clasificación errónea de empleados? 

En la clasificación de contratos, existe la práctica (a menudo ilegal) de clasificar a los empleados como trabajadores independientes, en lugar de ser empleados registrados de la empresa.

Esto le permite a los empresarios reducir los costos que generan contratar a sus empleados. Por otro lado, los trabajadores clasificados erróneamente están mal pagados y se quedan sin los beneficios cruciales de los empleados, la asistencia médica, la seguridad social, el plan de pensiones y las protecciones a las que tienen derecho por las leyes laborales.

Esto también tiene un impacto negativo en los gobiernos. Cuando los empresarios evitan pagar el seguro de desempleo, primas y otros impuestos, de acuerdo con la legislación local, el gobierno pierde una cantidad sustancial de ingresos fiscales.

Por lo tanto, cuando una empresa clasifica erróneamente a un empleado, la mayoría de las veces resulta en algún tipo de evasión fiscal.

Para comprender plenamente el motivo que hay detrás de la clasificación errónea (intencionada) de los trabajadores independientes, es útil conocer la diferencia entre los impuestos sobre el empleo que deben pagar las empresas y las obligaciones relacionadas con la contratación de trabajadores independientes.

Impuestos sobre el empleo

Cuando una empresa contrata a sus empleados y los registra como tales, tiene que declarar y depositar múltiples impuestos sobre el empleo y la nómina de cada trabajador.

Algunos de esos impuestos son:

  • Impuesto sobre la Renta - retenido de los salarios de los empleados
  • Impuesto de la Seguridad Social e Impuesto de Asistencia Médica - retenidos de los salarios de los empleados, con la cantidad correspondiente añadida de los fondos del empleador.
  • Otros impuestos dependiendo del país como aportes parafiscales, IVA, Reteica, auxilios, importación, cesantías, vacaciones, ARL y más

Cumple con el compliance de los contratos localizados

Genera contratos en segundos. Nos aseguraremos de que cumplas con la legislación laboral local, independientemente de dónde viva tu equipo.

Conoce más

Impuestos para trabajadores independientes

Cuentan como trabajadores por cuenta propia y están obligados a presentar declaración de renta, en algunos países a pagar la renta estimada y el impuesto sobre el trabajo.

Tanto los contratistas independientes como las empresas unipersonales se consideran trabajadores por cuenta propia a efectos fiscales y sus obligaciones fiscales son similares.

¿Cuáles son las consecuencias de clasificar erróneamente a los trabajadores? 

Con lo que te contamos anteriormente, entendemos que la razón principal para clasificar erróneamente a los empleados es el ahorro de costos laborales. Según la National Conference of State Legislatures, las empresas pueden ahorrar hasta un 30% contratando a trabajadores independientes en lugar de empleados.

Al mismo tiempo, el gobierno sufre una gran pérdida de ingresos. Además, a decenas de miles de trabajadores se les niega un salario justo y los beneficios garantizados por la ley de empleo.

Los trabajadores individuales son los que más sufren al ser clasificados erróneamente.

Los trabajadores independientes no están protegidos por la ley.

Esto significa que no tienen los beneficios que su trabajo demanda, tales como salarios fijos, pagos de horas extras, compensaciones por lesiones, bajas médicas, beneficios, entre otros.

La única forma que tienen los trabajadores independientes de protegerse y asegurar los beneficios es adquirir un buen plan de seguros y pagarlo de su propio bolsillo.

La línea entre el trabajador independiente y el empleado a menudo se desdibuja, especialmente si sigues contratando a un gran trabajador independiente que entiende tus necesidades como empleador.

Riesgos de la clasificación errónea de los trabajadores independientes

Los trabajadores mal clasificados pueden presentar una denuncia contra sus empleadores y exigir reparaciones. Estas pueden incluir el pago de las cotizaciones a la salud, la seguridad social, el time off remunerado, diversos pagos posteriores, el seguro de desempleo estatal, el seguro de accidentes de trabajo, etc.

Además de una mala reputación, los empresarios que clasifican a sus trabajadores de forma inexacta corren el riesgo de recibir importantes sanciones económicas o incluso de ir a la cárcel.

¿Cómo determinar si el colaborador es un trabajador independiente o un empleado?

 

Trabajadores independientes:

  • Son más independientes.
  • Tienes un menor grado de control.
  • No puedes ordenarle trabajar a determinadas horas o en determinados lugares.
  • Son ellos los que deciden cuánto van a cobrar y cómo es el producto final.
  • El empresario puede tomarlo o dejalo

 

Empleados:

  • Tienes derecho a tener un mayor control de su trabajo.
  • Están bajo el control financiero y de comportamiento de la empresa.
  • Tienen nomras más estrictas sobre los resultados del trabajo.
  • Suelen tener prohibido por contrato prestar los mismos o similares servicios a otras empresas, especialmente a la competencia.

Con las diferencias claras, ya puedes clasificar correctamente a tus empleados y trabajadores independientes; así, evitar problemas legales y económicos.

Aviso: este artículo es informativo y no debe utilizarse como asesoramiento jurídico.

Deel hace muy simple el crecimiento de los equipos remotos e internacionales.
¿Estás listo para empezar?

+

Países

+

Clientes

+

Firmas legales

+

Monedas