Comunicación Sincrónica y Asincrónica: Qué es y sus diferencias

La comunicación es clave al momento de gestionar equipos remotos. Elegir la opción más efectiva puede ser crucial para que este modelo de trabajo realmente funcione. Por ello, hoy vamos a conocer qué es la comunicación sincrónica y asincrónica y cuál es la mejor alternativa para aplicar en el trabajo a distancia.

Talin Terzakyan
Written by Talin Terzakyan
marzo 15, 2022


En una época marcada por la sobrecarga de información, el talento gasta mucho tiempo de su semana laboral buscando el contenido que necesita para realizar sus tareas. Un trabajador promedio puede pasar hasta 2,5 horas diarias buscando información

Es por ello que el trabajo remoto supone un desafío para el intercambio adecuado de la información. Entre las formas de resolverlo encontramos la comunicación sincrónica y asincrónica. En este artículo aprenderás qué son, cuáles son sus ventajas y desventajas y cuál es la opción más conveniente para gestionar equipos remotos

¿Qué es la comunicación sincrónica?

Cuando hablamos de comunicación sincrónica y asincrónica nos referimos a dos formas de intercambiar información. La comunicación sincrónica ocurre cuando las personas se comunican entre sí coincidiendo en el tiempo. Es decir que el intercambio de los mensajes se produce en tiempo real, de manera simultánea. 

Este tipo de comunicación se caracteriza por la simultaneidad, ya que las personas participan de la conversación e interactúan al mismo tiempo. 

Un claro ejemplo de comunicación sincrónica es la videollamada. Cuando dos trabajadores se reúnen por Zoom para intercambiar novedades sobre un proyecto en el que están trabajando, esa  interacción es una forma de comunicación sincrónica. Los encuentros en persona también lo son. 

Otros ejemplos de comunicación sincrónica que podemos encontrar son:

  • Dos trabajadores comentando los detalles de un proyecto en un chat en vivo o WhatsApp
  • Una reunión de todo un equipo a través de cualquier plataforma de videoconferencia.  
  • Llamadas telefónicas individuales o grupales para hacer el seguimiento de una tarea. 

¿Qué es la comunicación asincrónica?

La comunicación asincrónica se refiere a cualquier interacción entre dos o más personas que no se desarrolla en tiempo real. En esta forma de comunicación el intercambio de la información no se da en simultáneo, sino de forma intermitente. 

Podríamos pensar en el correo electrónico como uno de los ejemplos más conocidos de comunicación asincrónica. Con este, el trabajador envía un e-mail pero la respuesta no llega al instante, sino que se trata de una manera diferida de comunicación. El interlocutor puede leer el mensaje apenas lo recibe, pero eso no quiere decir que enviará su respuesta en ese mismo momento. 

Así, en la comunicación asincrónica el intercambio de la información ocurre de forma diferida en el tiempo. Es decir que no hay coincidencia temporal entre el mensaje que se envía y la respuesta que se recibe. 

Para hablar de comunicación asincrónica, la tecnología es clave. Sin herramientas asincrónicas que permitan el intercambio de información en diferido, esta forma de comunicación no podría existir. 

De esta manera, algunos ejemplos típicos de comunicación asincrónica podrían ser:

  • Dos colaboradores conversando por mensajería instantánea. 
  • El intercambio de información por correo electrónico.
  • Envío de mensajes de texto.
  • Las notas que deja un equipo de trabajo en herramientas de administración de tareas como Jira.
  • Los comentarios que pueden dejarse en documentos compartidos. 
  • Un mensaje en video pregrabado. 


Descubre más sobre el trabajo asincrónico en este artículo.

Comunicación sincrónica y asincrónica ¿en qué se diferencian?

Si hablamos de las diferencias entre la comunicación sincrónica y asincrónica, tenemos que comenzar mencionando la simultaneidad. 

Mientras que la comunicación sincrónica requiere que dos personas coincidan en el mismo momento para poder intercambiar información, en la comunicación asincrónica este no es un requisito. Se presume que al enviar un correo o un mensaje de texto la respuesta no habrá respuesta inmediata

Otra diferencia entre la comunicación sincrónica y asincrónica se relaciona a la duración de las interacciones. En las comunicaciones sincrónicas es mucho más claro el inicio y el final, ya que el intercambio comienza cuando las personas coinciden en el mismo momento. Y por supuesto que termina cuando ambas dejan la conversación. 

Esto no se da de la misma manera en la comunicación asincrónica. Ya que, por ejemplo, se puede recibir un mensaje a través de los múltiples canales de comunicación, como es el caso de Slack un viernes y responder recién el lunes. Así, muchas de las comunicaciones asincrónicas se extienden en el tiempo.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la comunicación sincrónica? 

Las principales ventajas de la comunicación sincrónica son:

  • Velocidad. Este tipo de comunicación es una alternativa más dinámica para los equipos, porque el intercambio se produce más rápido y de forma fluida. 
  • Inmediatez. Ya que la comunicación se da en simultáneo, los problemas o los malentendidos se pueden resolver de inmediato, incluso, sobre la marcha.
  • Más cercanía. La comunicación sincrónica permite construir mejores conexiones entre los miembros de un equipo, gracias a la cercanía que ayudan a lograr las reuniones cara a cara o el contacto directo. 
  • Mayor profundidad. En una conversación en tiempo real los equipos pueden alcanzar un nivel de profundidad mayor sobre el asunto que están discutiendo. Esto gracias al intercambio de opiniones de manera fluida. 

En cuanto a las desventajas de la comunicación sincrónica podemos distinguir las siguientes:

  • Incompatibilidad horaria. Los equipos remotos suelen conformarse con trabajadores ubicados en distintos países y zonas horarias. En esos casos, coordinar reuniones a las que puedan asistir todos es complicado.
  • Menor productividad. Durante la pandemia muchas empresas creyeron que una forma de mantener a sus equipos motivados y comprometidos consistía en reunirse en vivo a través de videoconferencia varias veces a la semana. Esto supuso una pérdida de tiempo considerable para los trabajadores y con ello, una menor productividad. Como ya contamos aquí
  • Burnout. De lo anterior se desprende que el exceso de reuniones puede causar estrés y fatiga en los trabajadores y ser, de hecho, una de las causas del burnout en los trabajadores remotos. 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la comunicación asíncrona?

Ahora veamos las ventajas de la comunicación asincrónica:

  • Mejores respuestas. Cuando un colaborador recibe un email con una indicación de trabajo o el feedback de un proyecto, tiene más tiempo para asimilar la información, comprenderla y elaborar una respuesta más racional y reflexiva. 
  • Mayor flexibilidad. Trabajar remoto permite tener una mayor libertad de horarios y esto aplica a la disponibilidad para responder los mensajes del trabajo. Con la comunicación asincrónica el colaborador puede decidir cuándo ver el mensaje y enviar una respuesta.  
  • Compatible con diferentes zonas horarias. En la comunicación asincrónica no se necesita coordinar con otras personas el momento de enviar y recibir la información. Estos mensajes no están atados a una hora determinada. Por lo tanto, cada trabajador puede consultar la información en el horario que esté disponible para hacerlo. 
  • Permiten documentar la información. Todas las comunicaciones pueden quedar documentadas. Ya sea que uses aplicaciones de mensajería instantánea, correo electrónico, apps para la gestión de documentos o tareas, en cualquier caso, las interacciones quedarán registradas. A su vez, esto ayuda a hacer un mejor seguimiento

Claro que no son todos beneficios, cuando se trata de comunicación asincrónica también hay desventajas a considerar:

  • Pueden ser más lentas. Estas comunicaciones no se realizan en tiempo real, por lo tanto, no son inmediatas. En función de lo que se necesite resolver, esto puede ser ser una dificultad. 
  • Hay quienes olvidan responder. Cuando se recibe mucha información de manera constante, puede ocurrir que algún mensaje quede sin revisar y, con ello, sin responder. 
  • Menos conexión. Aunque las comunicaciones asincrónicas pueden ser más efectivas, también dificultan la posibilidad de conectarse en tiempo real, lo que puede generar equipos más distantes.

Comunicación sincrónica y asincrónica: cuándo usar cada una

Ahora que conoces las principales características de las comunicación sincrónica y asincrónica, está más claro que  ambas pueden servir para la gestión de equipos remotos. 

Para la mayoría de las empresas, combinar las dos opciones es lo que mejor funciona. Veamos en qué casos conviene usar cada una.

¿Cuándo usar la comunicación sincrónica?

Debido a que estas comunicaciones funcionan en tiempo real, son ideales en aquellos casos en los que se deben resolver situaciones de inmediato

Si tienes que tratar un asunto muy delicado, lo mejor es hablar cara a cara o por teléfono. Hay temas que no es conveniente hablar por correo o mensaje de texto.

Muchas veces, también ocurre que hay un proceso o un proyecto complejo que como líder de equipo tienes que explicar. Lo mejor en esos casos es optar por la comunicación sincrónica.

Otras situaciones a tener en cuenta:

¿Cuándo usar la comunicación asincrónica?

Esta forma de comunicación le da mayor libertad a los colaboradores para responder cuando quieran o puedan hacerlo. Por ello, es ideal para tratar asuntos que no requieran respuesta inmediata

La comunicación asincrónica es perfecta para hacer un mejor seguimiento en un proyecto concreto. Por ejemplo, el hecho de poder dejar notas en un documento permite trabajar de forma precisa sobre el mismo, sin perder ningún detalle. 

Para comunicarte con un trabajador que está en una zona horaria diferente, las herramientas de comunicación asincrónica son las adecuadas. 

También son ideales cuando tienes que enviar un mensaje a un grupo de trabajadores que no pueden coincidir en una misma reunión. Si quieres que todos estén al tanto, aunque no todos puedan asistir al evento en vivo, usar herramientas de comunicación asincrónica es la mejor alternativa. 

Mejora la comunicación en tu equipo global, Deel se encarga del resto 

Como vimos hasta aquí, gestionar la comunicación en un equipo implica tener en cuenta numerosas variables. El desafío es que todos cuenten con la información que necesitan para poder hacer su trabajo. Por ello, mejorar la forma de comunicarte con tus colaboradores es un objetivo muy importante. Para cumplirlo necesitarás tiempo. 

Pero cuando construyes un equipo global, esta es tan solo una de las tareas a realizar. Para llevar adelante el resto de las gestiones vinculadas a la contratación internacional, Deel puede ser un aliado. 

Con Deel puedes mantenerte al día con las leyes laborales locales e impuestos de cada país, lo que te garantiza contrataciones que cumplen con todas las regulaciones. 

Además, te permite hacer pagos globales de manera sencilla, ahorrando muchas gestiones y tiempo. Así, podrás dedicar más horas de tu día a mejorar la comunicación en tu empresa. 

¡Descubre cómo funciona Deel! 

Deel hace muy simple el crecimiento de los equipos remotos e internacionales.
¿Estás listo para empezar?

+

Países

+

Clientes

+

Firmas legales

+

Monedas