¿Cómo Establecer Una Oficina En Tu Casa Para La Máxima Productividad?

Te ha surgido una oportunidad para trabajar de manera remota, o bien has optado por esta modalidad en tu actual trabajo. Los beneficios que trae aparejado el home office son innumerables: flexibilidad, mayor disponibilidad de tiempo personal, mayor autonomía, entre otros.

Talin Terzakyan
Written by Talin Terzakyan
febrero 17, 2022

 

Pero, ¿qué hay de la oficina en casa? Si bien hay quienes se sienten igual de cómodos trabajando en un escritorio que en la mesa donde se almuerza, por el hecho de vivir solo, esto no es lo usual.

El ambiente de trabajo influye en buena parte de la productividad. Tener una oficina en casa limpia y ordenada es un punto clave para alcanzar un mejor rendimiento. Los espacios despejados, más “minimalistas”, sin tantos papeles y objetos por encima sino tan solo lo necesario, se consideran un buen espacio de trabajo.

En otro artículo, ya te habíamos contado acerca de las mejores herramientas de trabajo remoto para un equipo productivo. Ahora bien, si quieres saber cuáles son los principales puntos para establecer una oficina en tu casa para la máxima productividad y óptimo teletrabajo, ¡ponte cómodo y sigue leyendo!

1. Crea un espacio diferenciado en tu hogar

Uno de los primeros consejos para establecer una oficina en la comodidad del hogar tiene que ver con la creación de un espacio lo suficientemente diferenciado del resto. Claro que no todos pueden anexar una nueva habitación a la casa para un uso exclusivo de oficina.

En este sentido, hay otras cuestiones que pueden tomarse en cuenta para que esa diferenciación sea una realidad. Por ejemplo, tanto en la habitación como en el living se puede armar un rincón donde haya un escritorio y una silla. Incluso, ese lugar se puede distinguir aún más del resto al sectorizar con pintura en la pared.

¿Cuáles son los beneficios de tener este espacio, por más pequeño que sea? Uno de ellos es el aumento de la concentración. Cuanta más atención se presta a las tareas que se están realizando, más aumenta la productividad, se optimiza el tiempo y se es más resolutivo y creativo.

Después de todo, ¡en casa también se puede ser muy productivo (y hay quienes lo son más que en una oficina tradicional)! Sigue leyendo para descubrir cuáles son los otros consejos que puedes tener en consideración para hacer realidad tu oficina en casa, pensada para maximizar la productividad.

2. Lo justo y necesario sobre el escritorio

¿Qué significa tener lo justo y necesario sobre el escritorio? Básicamente, solo tener lo que sea realmente necesario sobre la mesa de trabajo. Como mencionamos anteriormente, el desorden visual puede resultar altamente improductivo. Asimismo, con mayor facilidad pueden perderse los objetos esencialmente necesarios y, al final de cuentas, se puede terminar perdiendo mucho más tiempo en la búsqueda de esos elementos importantes por la desorganización.

Ahora bien, en caso de que sí o sí se utilicen muchos papeles para hacer seguimiento de proyectos, por ejemplo, en ese caso se puede incorporar un pequeño mueble o archivador para tenerlos ordenados. Esto te permitirá no perder ningún detalle durante la jornada laboral.

También, en esta instancia es importante evaluar cuáles son esos elementos sin los cuales no se podría trabajar. De seguro pensarás en la notebook u ordenador, escritorio y silla. ¿Hay algo más? Puede ser que sí. Pero verás que, al fin de cuentas, es muy poco lo que es esencialmente necesario

Otras cuestiones que puedes tomar en consideración para una mayor organización:

  • Aprovecha la tecnología para tener la información organizada: hay muchas herramientas online que no solo permiten una gestión eficaz de los proyectos en forma real y simultánea con el resto del equipo. También hay las que permiten ordenar las tareas como calendario y archivar la información en carpeta por proyectos o clientes, por ejemplo, para tener todo en un solo lugar.
  • Toma ventaja de la altura: a veces, el espacio con el que se puede contar para tener una oficina en casa puede ser pequeño. Pero, ¡nada es imposible! En ese caso, se puede tomar ventaja de la altura, después de todo algún que otro estante puede ser útil para colocar algún equipo electrónico (como la impresora) o cuadernos que son importantes tener a mano.

3. Mantener la limpieza de la oficina en casa

Tal como se desprende de los dos anteriores consejos, como la creación de un espacio diferenciado o tener lo justo y necesario sobre la mesa de trabajo, la limpieza y el orden son los dos pilares más importantes para alcanzar la máxima productividad desde el hogar.

¿Cómo mantener la limpieza de la oficina? Sí, puede ser una cuestión que dé algo de pereza pero, de no cumplirse, esto podría ser contraproducente con nuestro rendimiento. Entonces, se pueden fijar días de limpieza o un momento del día que se destine todos los días a mantener el orden y cuidado de la oficina. Por ejemplo, antes de comenzar a trabajar o al final de la jornada de trabajo.

La creación de hábitos, después de todo, es otra de las claves en la productividad. No olvides limpiar el teclado, escritorio, piso, cajones y demás elementos que uses a diario.

Otra forma de mantener la limpieza de forma constante es tener los objetos de limpieza a mano. Entonces, cuando notes que hay polvo o simplemente quieres despejar tu mente del trabajo por un momento, puedes aprovechar ese momento para limpiar.

4. Si hay buena iluminación, ¡mejor!

Al elegir el espacio de trabajo, también se debe tomar en consideración la luz natural. A veces, la distribución de los ambientes del hogar puede hacer que esta tarea sea algo complicada e incluso imposible de llevar a cabo. Ahora bien, en caso de que tengas una ventana que deje pasar la luz natural, ¡mejor!

Pero si no se cuenta con esta posibilidad, hay otra alternativa, por supuesto. Puedes comprar alguna lámpara que tenga una excelente iluminación artificial. Eso sí, debe colocarse en algún punto de la oficina donde no genere reflejos en la pantalla del ordenador, de lo contrario esto dará lugar a un efecto no deseado como forzar la vista.

En este punto, también es importante tener en cuenta el color de las paredes o el sector de la pared que se pintará para diferenciarlo del resto del ambiente. Si bien lo ideal es que el color sea uno que motive e inspire al momento de trabajar, lo primordial es recurrir a colores y tonos que sean claros. Esto, además, aportará más luminosidad al lugar de trabajo.

¿Quieres conocer cuál es el otro consejo para establecer una oficina en casa? En el quinto y último punto te lo contamos, ¡sigue leyendo!

5. La ergonomía es más que importante

Una buena silla de oficina y una buena mesa, las claves en todo este asunto. Lo ideal es contar con una mesa de trabajo lo suficientemente amplia como para poder colocar varios objetos sobre ella sin mayores inconvenientes. Por ejemplo, si durante la jornada se quiere degustar un rico café, el escritorio debe ser lo suficientemente cómodo para poder colocar la taza en un espacio donde con nuestros movimientos no pueda caerse.

Si ambos elementos, a su vez, pueden ser elevables, ¡es mejor! Porque así podrás alternar momentos en los que quieras trabajar sentado y otros donde quieras estar parado algunos minutos, ¡para que luego no haya dolores en la espalda!

En cuanto a la silla, las que son ergonómicas permiten conservar una buena postura corporal. Esto también es un gran beneficio para nuestro cuerpo, porque estaremos cuidando nuestra espalda y evitaremos dolores en ella o en el cuello.

Respecto a la mesa de trabajo, en la misma se debe de poder apoyar los antebrazos, por ejemplo, para una mayor comodidad. Por otro lado, la pantalla del ordenador o notebook debe colocarse a una distancia mínima de 65 cm.

¿Ya tienes todo listo para crear tu oficina en casa?

Recapitulando, entre los principales consejos que puedes aplicar para establecer una oficina en casa para la máxima productividad, se encuentra la creación de un espacio diferenciado, tener lo justo y necesario sobre el escritorio, mantener la limpieza de la oficina, optar por una buena iluminación natural y utilizar mobiliario ergonómico.

Ahora que conoces cómo ser más productivo trabajando de forma remota, verás cómo en poco tiempo empezarás a alcanzar los resultados deseados por una mayor organización y limpieza del lugar de trabajo.

¿Te gustaría leer más sobre consejos y buenas prácticas para los colaboradores en remoto? Te invitamos a leer nuestros últimos artículos, publicados en nuestro blog en Deel.

¡Sigue mejorando tu productividad con el trabajo remoto!

Deel hace muy simple el crecimiento de los equipos remotos e internacionales.
¿Estás listo para empezar?

+

Países

+

Clientes

+

Firmas legales

+

Monedas